Blog oficial de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar y Muy Antigua, Pontificia, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan Evangelista

sábado, 23 de marzo de 2013

LA INEXORABLE ESPERA


Es un código conocido por todos; un conjunto de normas rituales que cumple con el canon marcado por la medida; es la plenitud de un catecismo de imágenes, de texturas, de colores; es el anuncio de la presencia de Dios que sale a nuestro encuentro, seguido, en la plenitud del dolor, por su Madre, a quien auxilia el discípulo fiel hasta llegar al pie de la Cruz.

Una Cruz de guía donde quedan grabados todos los Titulares de la Hermandad; la bandera de la Cofradía y las armas del Pontífice, y, en sus picas, la cruz y la lanza: la defensa a ultranza de unas creencias, nos cueste lo que nos cueste.

Estandarte y guión junto a los signos de mando, perfilan un cortejo penitente de disciplina y silencio.

El Santísimo Nombre de Jesús, muestra el Sacrificio Eucarístico y Salvífico entre sus manos junto a las Reglas asumidas. La bula papal que nos reconoce como agregados a la Archicofradía de San Marcelo de Roma desde el año 1606 comparte los gozos de la hermandad junto con la demanda, signada en Cruz de sangre, que nos recuerda el origen y los motivos para los que nació nuestra Cofradía: la atención a aquellos que nos necesitan.

Dos palermos blancos escoltan al Estandarte de la Hermandad recordando la declaración dogmática por la que S. S. Pio IX proclama la Pureza Inmaculada de María, desde el primer instante de su concepción.

Sobre los palermos de fiscales, el sello conteniendo al Santo Crucificado de la Basílica Romana de San Marcelo, de cuyas gracias espirituales disfrutan los cofrades de nuestra corporación penitente, mientras que la Cruz que ilumina nuestro barroco Libro de Inventarios marca el palermo del Diputado Mayor de Gobierno de la Cofradía.

Ámbar de resurrección sobre la Cruz alzada de plata, que viste una enagüilla dieciochesca de magnífico diseño, todo un lujo para la ciudad de Andújar.

Dos hachetas con cera sacramental, porque la Sangre de Cristo bañó el Sagrado Leño de la Cruz, y la antífona para el Viernes Santo: "Ecce Sanctum Lignum Crucis, in quo salus mundi pependit", que nos convoca para adorar la Sagrada Reliquia que ha llegado hasta nosotros para afianzar nuestra forma de creer en este Dios vivo que nos salva.
 
Fe y arte; arte hecho para explicar la Fe, porque la Fe tiene explicación. Los gestos sirven para decir que amamos, que recordamos, que compartimos.

La Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar sigue buscando la belleza que Cristo nos deja a través de su palabra.






martes, 19 de marzo de 2013

VERA-CRUZ DE ANDÚJAR - DOMINGO DE RAMOS 2013

"Estaban junto a la Cruz su Madre y la hermana de ésta, María de Cleofás y María Magdalena. Jesús, viendo a su Madre y al discípulo a quien amaba, que estaba allí, dijo a su Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después, dijo al discípulo: He ahí a tu Madre. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa".

Juan 19, 25-27

jueves, 14 de marzo de 2013

PRESENTACIÓN DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS IV - LA PALABRA


La vida es un ciclo que resume nuestro tránsito ante una muerte que no es el fin, sino una vuelta al Padre, y en la que nos encontramos con estancias en el monte Tabor, donde afirmaríamos como San Pedro: "¡que bien se está aquí!; ¿por qué no montamos tres tiendas...?"; Y en ese mismo bagaje nos llegarán tiempos para subir las laderas de un Calvario personal que hay que afrontar, precisamente porque está ahí.

Tras la lectura de las lecturas correspondientes al segundo Domingo de Cuaresma, don Francisco Juan nos habló de esa necesidad de "movernos", de abandonar la fascinación de ese Tabor que nos hace no plantearnos la manera en la que debemos ayudar a quienes nos acompañan en este camianr por la vida.

A la luz del Evangelio nos dispusimos a profesar nuestra fe en Dios en comunidad, a través de la oración del Credo contenido en la pública profesión de fe de nuestra Cofradía que sería formulada por el Hermano Mayor y ratificada por todos los cofrades a través de la veneración de la Sagrada Reliquia de la Cruz de Cristo, renovando su juramento con la mano sobre las Reglas de la Hermandad.

miércoles, 13 de marzo de 2013

PRESENTACIÓN DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS III - LA RELIQUIA DE LA CRUZ


Fotografías: Ana Perálvarez

 Y con la partitura de Claudio Monteverdi que contiene el canto litúrgico para el Oficio de Vísperas: Domine ad adiuvandum me festina,  dulcemente interpretada por la Coral y Orquesta MUSICALMA, entre los versos:
Deus, in adiutorium meum intende:
Domine, ad adiuvandum me festina.
Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto:
Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in sæcula sæculorum. Amen. Alleluia
comenzaba la celebración religiosa con la Procesión Claustral, presidida por el Sagrado Lignum Crucis portado por nuestro Consiliario y venerado por el incienso. Escoltaban a la Sagrada Reliquia los últimos cuatro hermanos mayores (o con tenencia en dicho cargo) de nuestra Cofradía, mientras que, cumpliendo el rito, cerraba la procesión el Deán Catedralicio acompañado por los monaguillos de la Cofradía.



martes, 12 de marzo de 2013

PRESENTACIÓN DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS II - LA CORAL


Fotografías: Francisco Menárguez y José Delgado.

Lo venimos diciendo en nuestro muro de facebook y en cuantas publicaciones tiene nuestra hermandad en los medios digitales: la participación de la Coral y Orquesta MUSICALMA, de Linares, fue determinante en cuanto a la brillantez y majestad que llevaba implícita y requería la presentación de la Sagrada Reliquia de la Santa Cruz realizada a la ciudad y a la comarca por parte nuestra Cofradía el pasado día 23 de febrero.

La primera emoción provino del ensayo de la propia orquesta en la cabecera de la nave del Evangelio de nuestra Parroquia de San Bartolomé. Al término de la conferencia impartida por don Francisco Juan Martínez Rojas y al acceder al templo, pudimos sentir la presencia magna de esta Orquesta y Coral. Los preparativos, sin lugar a dudas, auspiciaban una noche de grandes sensaciones.



El repertorio seleccionado por el director de MUSICALMA, don José Gregorio Trujillo Jiménez, colmó de manera magistral las necesidades de la solemnidad vivida.

Así, la procesión claustral de la Sagrada Reliquia fue recibida en las naves del templo con el canto de entrada: Domine ad adiuvandum me festina, de Monteverdi.

Tras el Kyrie de Taizé  y atendiendo a que nos encontrábamos en tiempo de Cuaresma, la Coral acompañó el término de la segunda lectura y el anuncio del Evangelio con el llamado Tracto, que durante este tiempo sustituye al Aleluya). Se trató de la  obra: Cantaré al Señor (Taizé).

Al ofertorio, pudimos paladear  el Ecce Pannis, compuesto por J. Alonso.

El Sanctus compuesto para la Eucaristía principal de la Jornada Mundial de la Juventud, nos explicó el sentido de las nervaduras góticas de nuestro templo.

La Consagración acompañada por la Suite Aire, de Bach,  nos indujo a descubrir la realidad del momento que se vivía por el que el Pan y el Vino se convertían en nuestra esencia de vida.


El Dona nobis Pacem, de Bach precedió a un sobresalientemente interpretado Ave Verum Corpus Mozartiano, seguido por un bello Ave María, de Caccini.



Juventud, calidad, calidez, amistad y bonhomía y sabia dirección por parte de José Gregorio son aptitudes que se encuentran presentes en la interpretación del Canticorum Jubilo, de Haendel, seguido po Dios te quiere, de B. Coulais y J. G. Trujillo, composición incluída en la Banda Sonora de la película "Los niños del coro", que supone ya un himno para esta Coral y Orquesta.


En definitiva, y tal como ellos mismos indican en su tarjeta de visita: "La música en una caricia de Dios en el alma de quien escucha." Pues, sintiendo las caricias de Dios a través de su Palabra, de su Cuerpo y Sangre y de la veneración de la Reliquia de la Santa Cruz que recibió la sangre de Cristo, no podemos más que agradecer, encarecidamente, a la Coral y Orquesta MUSICALMA, por acercarnos el don de su arte en una jornada  de tan sublime belleza y tan grata memoria para los Vera-cruceros de Andújar.

LAUS DEO.

lunes, 11 de marzo de 2013

PRESENTACIÓN DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS I - EL DEÁN

Fotografías: José R. Delgado Béjar



Comenzamos la crónica de aquella magna celebración de la presentación de la sagrada reliquia de la Cruz de Cristo de la mano de nuestros sacerdotes, nuestros maestros en el conocimiento de las razones por las que creemos en Cristo Salvador, en nuestra guía hacía una vivencia de la vida en Hermandad.


Francisco Juan Martínez Rojas y Juan Francisco Ortiz González nos hicieron partícipes, durante los días vividos, de un mensaje claro y clamoroso: debemos buscar nuestra vocación de servicio a los demás, tal y como la hemos recibido de Dios. Y debemos ser valientes y ser conscientes de que esta fe asumida tiene su transfondo en la historia de nuestras Cofradías vera-cruceras y su futuro en el seno de la Iglesia Diocesana de la que participamos y en la que somos.

La intensa y emocionante jornada del 23 de febrero de 2013 comenzó con la conferencia pronunciada por el deán de la Santa Iglesia Catedral jiennense, don Francisco Juan Martínez Rojas, que disertó sobre los orígenes y la presencia hasta nuestros días, de las Cofradías de la Santa Vera-Cruz surgidas para venerar la Cruz desde la que Cristo nos redimió.

En la Coferencia, el Delegado de Patrimonio de nuestra Diócesis nos habló de cómo surgen las reliquias de la Cruz de Cristo y su recuperación a iniciativa de Santa Elena. El prólogo perfecto, el inicio adecuado, la realidad manifestada de forma clara, la razón que camina junto a la fe, son motivos suficientes para considerar que hemos recibido una Catequesis de fe que cambió nuestras vidas.

Gracias, de todo corazón, a nuestro querido maestro, don Francisco Juan Martínez Rojas, por su gentileza, amabilidad, cercanía, magisterio, erudición, forma de ser, genio y figura, elegancia y caballerosidad. Junto con don Antonio Garrido de la Torre, ellos contribuyeron a abrir, de par en par, las puertas de la fe que nos animaba a cruzar S. S. Benedicto XVI.


martes, 5 de marzo de 2013

CULTOS CUARESMALES 2013 - VÍA CRUCIS DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA COLUMNA II


La medida del tiempo no siempre es la misma. Y la luz tampoco tiende siempre a incidir de la misma manera sobre la piel, porque el parpadeo de la cera sigue su propia física inestable.

La Vera-Cruz de Andújar es la Cofradía decana de las que existen en nuestra provincia de Jaén. Ha sufrido desamortizaciones, guerras, invasiones y pérdidas irreparables. Pero también sigue respirando gracias al ser de sus cofrades, los de antes y los de ahora (¡son 586 años!; el camino recorrido es grande).

En el tiempo que a nosotros nos ha tocado vivir también hemos tenido que padecer la pérdida de hermanos y hermanas que han marchado a la Gloria de Jesús, el Nazareno. Su memoria está grabada en las plegarias que rezamos, sobre el metal de la medalla que cuelga de nuestro pecho, bordado sobre el costal que carga al Hijo de Dios sobre la cerviz costalera, prendido en la cera consumida en promesa y oración, asido, cual si fuera un rosario, a la Cruz penitente que hiere el hombro.

Somos pasado, presente y futuro. Somos cofrades de la Santa Vera-Cruz de Andújar. Ante nuestros hermanos y ante nosotros mismos ha discurrido la vida de la ciudad y, tal y como nos recordaba el Deán de nuestra Catedral en la conferencia celebrada el pasado sábado 23 de febrero,el lema cartujo dictado por San Bruno se sigue cumpliendo en nuestra Cofradía: gira el mundo, siguen su curso los días, pero permanece la Cruz asidas entre las manos del Señor de nuestras vidas.

Jesús caminó y se convirtió en el Señor de la Cuaresma de Andújar. Un bucle en el tiempo hizo que Andújar se reencontrara con su tradición y su fe.

Fotografías: Francisco José Menárguez López





Las plegarias musitadas durante todo el año frente a Jesús, entronizado entre las bulas pontificias recibidas por la Cofradía y situado frente a la pila bautismal de nuestro templo parroquial, se convirtieron en besos de amor, fe y esperanza al término del piadoso Vía-Crucis que llevó a  Cristo al encuentro de sus hijos e hijas de Andújar.

Familias que sienten al Señor atado a la Columna como precioso legado de sus congéneres acompañaron a Dios en su tiempo de Pasión. Las columnas de asperón del templo cristiano sirvieron de palio al Señor de la Conversión, tratando de quebrar, con su altura, el fuste de la columna romana, último sello de la injusticia cometida.


Aquí está el ayer, el hoy y el siempre: Cristo recibe el beso de un joven Veracrucero que es ayudado por un costalero de Dios.


La palabra precisa, la meditación hecha bagaje de fe, de cultura, de realidad, de presente, de caridad, de entrega, de verdad. Catorce estaciones junto a la Cruz. Catorce momentos para encontar a Dios entre nosotros.


El orgullo de sentirse de una Hermandad interpretado por el anhelo del niño para llegar a besar las manos de Cristo. La sotana y el roquete dejarán paso a la túnica nazarena, que endurecerá el cuerpo hasta llegar a la cátedra de las trabajaderas. El costal ya aguarda en una casa donde el incienso se perfuma con fragancias de sierra y primavera.


Que el costal se vuelva luz, que la trabajadera se haga metal y llama, que los días de nuestra Semana Santa se extiendan más allá de una semana, cuando se está junto a Dios,... Sin lugar a dudas, el tiempo se hace pura leyenda.