Blog oficial de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar y Muy Antigua, Pontificia, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan Evangelista

viernes, 3 de mayo de 2013

ANTE JESÚS ATADO A LA COLUMNA XX - ¡RESUCITÓ!

Cristo Resucitado, obra de maese Luis Aldehuela
Baptisterio de la parroquia de San Bartolomé Apóstol,
de Andújar

¡Frente por frente, Pasión y Resurrección!

Cada semana, nuestra delegación de Cáritas en la Parroquia de San Bartolomé abre su almacén para atender las necesidades de familias que ven pasar los días sin un trabajo con el que sacar adelante a los suyos.

Detenerlo todo, ver lo que tenemos, lo que nos hace falta y cómo podemos seguir todos adelante, rebajando lo que haga falta, repartiendo lo que sea necesario, administrando con tiento lo que hay y lo que va a llegar. Todo esto parece ser entendido como una utopía. Mientras, los que tienen algo más, comparten con quienes se han quedado sin nada y no pueden salir del bache.

Nuestra Parroquia, nuestra casa, donde Dios nos recibe cada día, nos necesita. No es nuestra parroquia porque en ella reciben veneración nuestros Sagrados Titulares y porque a los pies de su torre está nuestra capilla de salida. Nuestra Parroquia es nuestra Comunidad de hermanos y hermanas que creemos en Dios de igual manera, así lo confesamos.

Cofrades de nuestras cuatro hermandades han participado activamente, y desde antiguo, en la vida parroquial de San Bartolomé. Es un deber permanente de nuestra Hermandad el hecho de invitar a sus cofrades a participar, en la medida de sus posibiliades, de esta vivificante existencia en el seno de esta Comunidad cristiana. Os invitamos a que os acerquéis a nuestra Parroquia, cualquier día es bueno, y compartáis ilusiones, formas de pensar, actividades, tiempo de ocio y convivencia con quienes son, verdaderamente, la Comunidad viva de San Bartolomé Apóstol, de Andújar.

Juan Francisco Ortiz no es solo nuestro párroco, es vecino de nuestro barrio, es un amigo cabal, en una persona con la que da gusto conversar, es un bromista incansable, en un hombre con los colores blanco y morados grabados en los días de cesped y balón, es un buen sacerdote, una gran persona y un magnífico predicador. Juan Francisco es un hombre cercano que entiende su Comunidad Parroquial como su familia y a sus amigos como hermanos.

Hay mucha gente que está necesitada de muchas cosas en nuestra Comunidad Parroquial. En este mes de Mayo, en la que nuestros pequeños reciben su primera Comunión, no podemos dejar que en una casa se pase hambre, porque esa Comunión, ese Pan compartido, nos pide que miremos a nuestro alrededor.

Disfrutad de esta Primavera y acercaos a rezar ante la presencia de Jesús atado a la Columna, en este nuevo Viernes, para solicitar de su Divina Misericordia que disponga nuestros corazones para brindar ayuda a quienes están a nuestro lado y más lo necesitan.

¡Cristo ha resucitado, Aleluya! Glorifiquemos al Señor con nuestras vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario