Blog oficial de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar y Muy Antigua, Pontificia, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan Evangelista

martes, 11 de diciembre de 2012

LA COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN DE ANDÚJAR EN LA PARROQUIA DE SAN BARTOLOMÉ APÓSTOL


POR MAUDILIO MORENO ALMENARA

Con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción queremos dar a conocer la importancia y trascendencia de la más antigua cofradía de esta advocación fundada en Andújar, y que curiosamente tenía sede en nuestra parroquia de San Bartolomé Apóstol.
De esta hermandad existe un pleito en el archivo de la Real Chancillería de Granada con motivo de un testamento, fechado el día 23 de Agosto de 1613, a partir del cual se genera un litigio por la propiedad de unas casas entre “... Lucas Carrillo de Talavera en ne dela limpia conceción de la ciud de anduxar en el pleito con bernave de orzas...”. [1]


Fachada de la antigua Chancillería de Granada

El documento no menciona en su título el lugar donde estaba establecida la cofradía, aunque en su interior se indica: “...a la cofradía de ntra. sª de concepción que se celebra en la yglesia de sr san barme desta ciudad...”.[2] Por tanto, queda claro que la cofradía a la que se alude era de la Ntra Sra. de la Concepción de la iglesia de San Bartolomé.


La cofradía de la Concepción se encontraba instituida, según este documento, ya en este año de 1613, deduciendo que también en 1604 asistió a la fiesta de San Eufrasio tal y como reflejan las Actas Capitulares (“...ocho reales a cada una de las cofradías de la Soledad, Vera Cruz, Nazarenos, S. Diego, Concepción y Rosario, por el acompañamiento que hicieron en la misma fiesta....”) (TORRES, 1981, 38). De todo ello puede inferirse que esta hermandad estaba fundada en San Bartolomé ya a finales del siglo XVI, tal y como sostenía Dominguez Cubero (1985, 87) y por ello sería la más antigua de esta advocación de la ciudad de Andújar. Sin embargo, y a pesar de su gran importancia en la ciudad poco sabemos de esta cofradía, en especial por el carácter fragmentario de la documentación existente.
En primer lugar, y como veremos a continuación, su capilla aún se conserva. En la iglesia de San Bartolomé existe un espacio decorado con clara iconografía mariana que actualmente es la capilla del Sagrario.

Detalle de iconografía mariana en la actual capilla del Sagrario


No obstante, hasta hace relativamente poco existían dudas sobre si fue ésta la capilla que ocupó la cofradía de la Inmaculada. Esta duda venía motivada por la existencia en la parroquia de dos imágenes marianas más: La Virgen de la Paz y la Asunción, sobre todo por esta última, ya que la Virgen de la Paz, parece seguro que se encontraba en la actual capilla del Baptisterio (TORRES, 1956, 265). De la capilla de Nuestra Señora de la Asunción, no nos consta que tuviese cofradía, y sí que la capilla pertenecía al linaje Maroto (PALOMINO, 2003, 151), nada más. Por tanto, debemos dilucidar si el actual Sagrario fue la antigua capilla de la Asunción o fue la capilla de la Cofradía de Ntra. Sra. de la  Concepción.
Ya algunos estudiosos identificaron la capilla de la Concepción con la actual del Sagrario (CÓRDOBA, 2005, 37).

Vista general del actual sagrario, antigua capilla de Nuestra Señora de la Concepción

Palomino León publicó unos datos claves para identificar esta capilla. Así, en un testamento fechado en 1763 se indica que la capilla de la Concepción estaba inmediata a la Sacristía (PALOMINO, 2003, 151), es decir, sólo cabe que fuese bien el espacio que hoy ocupa el grupo de la Sagrada Familia o bien la actual capilla del Sagrario. Más clarificador resulta que en esta capilla se recibiesen indulgencias propias de un Altar de Ánimas por privilegio del Papa Clemente XII.[5] Es decir, la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción tenía una clara vocación de Ánimas y creemos que fue la misma que la del Pecado Mortal, que radicaba en la capilla que en los años 50 del pasado siglo se titulaba del Corazón de Jesús, es decir, la actual del Sagrario.[6] Abunda en la cuestión el hecho de que por estas fechas existiera en dicha capilla una imagen moderna de la Inmaculada Concepción[7] (TORRES, 1955, 274-275).


Por tanto, la capilla actual del Sagrario era la de la cofradía del Pecado Mortal según Torres Laguna, sin embargo, cabe preguntarnos qué tenía que ver esta cofradía con la de la Limpia Concepción. En este sentido resulta esclarecedor el hecho de que en Sevilla, existió hasta el siglo XIX una cofradía llamada Congregación de Jesucristo, Nuestro Señor Coronado de Espinas, María Santísima de la Esperanza y Santo Celo por la Salvación de las Almas o del Pecado Mortal. Se fundó en el año 1691 (1766 según otras fuentes) en la Capilla de Ánimas del Convento Casa Grande de San Francisco, residiendo en la capilla de los portugueses. Sus miembros realizaban voto y juramento a la declaración del Misterio de la Concepción sin mancha de Nuestra Señora y la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen. Por tanto, al menos en los casos de Sevilla y Andújar, existía una clara identificación entre la advocación de la Inmaculada y el Pecado Mortal. Otra cofradía de Nuestra Señora del Santo Celo y Esperanza de las Almas[9] existió en la iglesia de San Andrés de Valencia, como demuestra una oración publicada en el año 1760.



En Priego de Córdoba también existió una Hermandad de Ntra. Sra de la Esperanza y Santo Celo de la Salvación de las Almas, que en el año 1742 logró trasladarse desde la ermita de San José, en la que se encontraba, al convento de San Juan de Dios. En Madrid, ocurrió otro tanto de lo mismo, con la Cofradía de los Esclavos de Ntra. Sra. de la Esperanza y del Santo Celo en la Salvación de las Almas,[10] que fundó una casa llamada popularmente del “Pecado Mortal”. Dicha casa, en la que se cobijaba a mujeres que se encontraban en pecado mortal hasta su salvación, desapareció en 1926 como consecuencia de la construcción de la Gran Vía madrileña.


La antigua Casa del Pecado Mortal en Madrid

Por tanto, en el siglo XVIII se difundió por bastantes zonas de España esta advocación. En el caso de la Cofradía del Pecado Mortal o de Nuestra Señora de la Concepción de San Bartolomé (cuya fusión o reconversión de la segunda en la primera debió producirse entre mediados del siglo XVIII y el siglo XVIII),[11] sabemos que en el archivo parroquial se conservaba una curiosa petición escrita por el Beato Fray Diego de Cádiz,[12] en la que solicitaba su admisión como cofrade –el más humilde y modesto- para pedir por las almas de los que estuviesen en pecado mortal (TORRES, 1955, 275).

Retrato del Beato capuchino Fray Diego de Cádiz

La deducción sobre que la actual capilla del Sagrario fue también la de la Limpia Concepción fue sostenida hace años por Domínguez Cubero (DOMÍNGUEZ, 1985, 87), quien fecha su construcción siguiendo a Galera Andreu en la segunda mitad del siglo XVIII.

Magnífica iconografía mariana de la Capilla de Nuestra Señora de la Concepción

En cuanto a la imagen titular de esta capilla, creemos que aún se conserva en la del Cementerio Municipal Podría incluso pensarse que su identificación tradicional con las Ánimas sirviese como excusa para haberla trasladado al Cementerio Municipal tras la Guerra Civil. Se encuentra en muy mal estado de conservación, parcialmente quemada, pero a pesar de ello, podría ser una imagen de finales del siglo XVI, quizás retocada con posterioridad, que por su tamaño ha de suponerse que procede de una iglesia, ya que el Cementerio Municipal se fundó en el siglo XIX. No puede atribuirse a Alonso de Mena, por tanto no sería la de San Francisco,[14] mientras que sí cabría interpretarla como la imagen titular de la Limpia Concepción de San Bartolomé por su estilo y características.

Imagen de la Inmaculada Concepción del Cementerio Municipal

Ha de reseñarse igualmente que en la parroquia de San Bartolomé se conserva una corona del siglo XVIII en plata que bien pudo ser la de la imagen de la Inmaculada de la parroquia (RUEDA, 2003, 81).

Un hecho curioso que quizás sirva para mayor argumento de esta hipótesis es que parte del camarín de San Bartolomé también está quemado como la imagen del Cementerio. En especial el tondo del lado izquierdo de las pechinas y la corona.


  
En resumen, en nuestra parroquia de San Bartolomé se instituyó la primera hermandad inmaculista de Andújar (la Limpia Concepción de la Virgen María) y en su feligresía la segunda, en concreto la hermandad de la Pura y Limpia en el antiguo convento de San Francisco de Asís. En 1635, los propios franciscanos editaron un librito con la celebración de la primera conducción de agua que tuvo Andújar, y que dedicaron a la Purísima Concepción. 

En su collación igualmente estuvo el antiguo Hospital de la Limpia Concepción, fundado por D. Toribio de Lara que fue quien donó una reliquia de San Ignacio Mártir a la Cofradía de la Vera Cruz. El documento de fundación de este hospital se conserva en el Archivo Municipal.


Este antiguo Hospital se encontraba en la calle San Francisco, casi enfrente del convento de los franciscanos. Actualmente está ocupado por una casa de la segunda mitad del siglo XVIII, con los escudos de la familia Salazar. En la hornacina hay una imagen moderna de la Inmaculada que sustituye a otra antigua, que fue trasladada hace años al convento de Madres Mínimas (PALOMINO, 2003, 301).

Hemos comprobado en este artículo que la huella inmaculista en Andújar hunde sus raíces en nuestra ciudad, remontándose al siglo XVI. La tenemos casi en cada rincón: en la calle de San Francisco, en la iglesia de Santa María, en la de San Miguel, en San Bartolomé, en el Cementerio y por supuesto en el convento de las Madres Trinitarias, fundado el día de la Inmaculada y a la que se encuentra consagrado. En ella se encuentra la actual Hermandad de la Inmaculada Concepción, que mantiene viva esta huella inmaculista, de arraigo tan intenso durante los siglos de la Modernidad en una ciudad mariana por excelencia como es Andújar. 

BIBLIOGRAFÍA.

CÓRDOBA RAMOS, J.C. (2005): “El templo parroquial de San Bartolomé de Andújar”, Exposición “Ecclesia de Eucaristía, celebrada entre los días 23 de septiembre al 23 de octubre de 2005 en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de Andújar. Año de la Eucaristía,  25-40.
DOMÍNGUEZ CUBERO, J. (1985): Monumentalidad religiosa de Andújar en la Modernidad, Jaén.
GÓMEZ MARTÍNEZ, E. (1989): “Las Trinitarias de Andújar. Cuatro Siglos de Historia” en Las Trinitarias de Andújar. IV siglos de Historia 1587-1987, 81-114, Córdoba. 
PALOMINO LEÓN, J. A. (2003): Ermitas, Capillas y Oratorios de Andújar y su término, Jaén.  
RUEDA, I. (2005): “La orfebrería de la parroquia de San Bartolomé de Andújar”, Exposición “Ecclesia de Eucaristía, celebrada entre los días 23 de septiembre al 23 de octubre de 2005 en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de Andújar. Año de la Eucaristía,  70-81.
TORRES LAGUNA, C. (1956): Historia de la Ciudad de Andújar y de su patrona la Virgen de la Cabeza. Andújar Cristiana, Andújar (Jaén).
TORRES LAGUNA, C. (1981): Andújar a través de sus actas capitulares (1600-1850), Jaén.


[1] Archivo de la Real Chancillería de Granada. Fecha 1610 en adelante. Caja 2783. Pieza 8. Título del documento: Alonso Pérez Serrano, vecino de Andújar, con Francisco de Luque, Bernabé Loarza y la Cofradía de Nuestra Señora de la Concepción de la ciudad de Andújar, sobre la propiedad de unas casas.
[2] Por aquel entonces sólo existía una cofradía de Ntra. Sra. de la Concepción en Andújar. En el año 1633 se trajo desde Granada otra imagen de la Inmaculada, que bajo el título de Pura y Limpia se asentó en San Francisco. En concreto y aunque en provisionalmente se instaló en el Sagrario, finalmente se llevó a la capilla de San Diego, bajo cuyo patronato se encontraba. La capilla de San Diego, hermandad fundada en el siglo XVI (TORRES, 1981, 38) tenía capilla propia en el convento de San Francisco junto a la Capilla Mayor. Esta imagen la gubió el imaginero Alonso de Mena por encargo del Licenciado Melchor Navarro. Es ésta la primera obra documentada de Alonso de Mena en la provincia de Jaén, que pocos años más tarde realizaría la portada Norte de la Catedral de Jaén.
[3] Fotografía realizada por Jorge Rodríguez Toribio.
[4] Fotografía realizada por Jorge Rodríguez Toribio.
[5] Llama la atención que también la Cofradía del Pecado Mortal de Madrid, fundada en la iglesia de la Magdalena, vulgo de Las Recogidas, se viera favorecida por privilegios del mismo Papa (ABC de Madrid, 29 de Agosto de 1926, pág. 12)
[6] Torres Laguna nos confirma que la Cofradía del Pecado Mortal, “radicaba en esta iglesia, en la capilla que hoy se titula del Corazón de Jesús”, y antes nos aclara que “la capilla dedicada actualmente al Sagrado Corazón de Jesús, es de estilo churrigueresco, con antiguos medallones policromados en relieve”, es decir, es la actual Capilla del Sagrario. A día de hoy la imagen del Sagrado Corazón de Jesús aún se mantiene en un lateral de la capilla.
[7] Recientemente y tras disponerse en ella durante años una imagen de la Virgen de la Cabeza, se ha vuelto a reponer en este lugar la imagen de la Inmaculada Concepción realizada tras la Guerra Civil.
[8] Plano elaborado a partir de: (DOMÍNGUEZ, 1985, 87).
[9] Por no extendernos más citaremos igualmente la Cofradía del Pecado Mortal de Málaga, cuyos titulares eran Cristo coronado de Espinas, Nuestra Señora de la Esperanza y San Joaquín, en Cartagena  (Murcia) la Real Cofradía de Ntro. P. Jesús del Prendimiento y Santo Celo por la salvación de las almas o la Hermandad del Pecado Mortal y Ánimas de Calzada de Calatrava (Ciudad Real). Los hermanos de estas corporaciones solían salir de ronda nocturna haciendo colectas para decir misas por los que se encontraban en pecado mortal. Visitaban mancebías, casas de juegos, de avaros, etc.
[10] Su emblema era un ancla, portando los hermanos faroles y bolsas con este símbolo en sus rondas nocturnas. Era frecuente igualmente que se entonaran coplillas durante estas rondas.
[11] Creemos que en esta “conversión” de la antigua cofradía de la Concepción en cofradía del Pecado Mortal tuvo que ver la enorme devoción que adquirió la otra cofradía inmaculista de Andújar antes de la Guerra Civil: la de la Pura y Limpia del Convento de San Francisco. No cabe duda que la cofradía franciscana debió desplazar el anterior fervor despertado por la Concepción de San Bartolomé. 
[12] En diciembre de 1781 el apóstol capuchino visitó Andújar. Se contaba que en el sagrario del Convento de Capuchinos, Jesucristo habló un día con Fray Diego, diciéndole: “Diego mío, acércate, ven a mí”. El mismo beato indica en unas de sus cartas: “En esta misión de Andújar, acabé de perfeccionar y sacar en limpio un oficio entero de la Divina Pastora, y lo envío a mi Padre Provincial, para que en el próximo capítulo general se pidiese su aprobación y uso a la Sagrada Congregación, para rezarlo en nuestra Orden”. 
[13] Fotografía realizada por Jorge Rodríguez Toribio.
[14] Sabemos que la imagen de la Pura y Limpia del convento de San Francisco fue realizada en 1633, año en el que se trajo desde Granada, a lomos de una acémila. La talla fue realizada por el insigne escultor Alonso de Mena, según se describe en un breve folleto realizado por el maestro D. Francisco del Villar (GÓMEZ, 1989, 102-103). El folleto se titulaba: “Relación del solemne recibimiento que en la ciudad de Andujar se hizo a la Imagen de la Concepción de la Virgen Santísima Nuestra Señora”, y describe con detalle el recibimiento que se hizo a la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario