Blog oficial de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar y Muy Antigua, Pontificia, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan Evangelista

miércoles, 23 de enero de 2013

ANTE JESÚS ATADO A LA COLUMNA XIII - SEÑOR DE LA CUARESMA

ES EL SEÑOR DE LA SANGRE, ES EL SANTÍSIMO CRISTO DE LA CONVERSIÓN, ES NUESTRO PADRE JESÚS ATADO A LA COLUMNA, EL SEÑOR DE LA CUARESMA DE ANDÚJAR


Sentimos el gozo de ser parte de la comunidad cristiana de la ciudad. Somos fieles al legado recibido por esos cofrades que han hecho y hacen la Hermandad de la Vera-Cruz, de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y San Juan Evangelista. Y, en este año 2013 nos disponemos a vivir aquello que vivieron quienes crearon esta hermandad hace casi seis siglos: ¡si Dios así lo quiere, vuelven a bendecir las calles de Andújar todos los Sagrados Titulares de nuestra Hermandad!


Siguiendo el paisaje que nos muestra la historia iliturgitana, fue el Señor de la Columna de Santiago el que marcó el tiempo de la Conversión y la Penitencia andujareña. Compartimos con esta soberana Efigie la advocación que contempla el pasaje más cruento de la Pasión de Cristo y recordamos la nomenclatura de nuestra Cofradía, aquella Hermandad de Disciplina y Sangre.

Ahora, el Señor de la Columna de la Santa Vera-Cruz nos marca los pasos a seguir para que el tiempo de Cuaresma sea momento para el cambio, para mirar hacia dentro, para mejorar aquello que sabemos que no marcha como debiera, para acercarnos a quienes más nos necesitan. Es precisa siempre una Cuaresma que nos ayude a reordenar ese interior que sufre los vaivenes del viaje por esta vida.

Y el Señor de la Columna será nuestro guía y nuestro ejemplo para llevar a cabo este magno tiempo de Penitencia y Mejora.

Y seguiremos, porque somos así; y muy pronto, la Señora caminará junto a San Juan bajo su palio, y el Señor de la Columna caminará de nuevo sobre su Paso. Hemos hecho cosas increibles en estos siglos... y el tiempo no nos asusta. Esta es la gloria misma de los corazones Veracruceros.

Rogamos a Dios en caridad por el alma de don Juan Blanco Pajares, para que ya se encuentre en la Gloria contemplando el rostro de Aquel a quien tantas veces retrató y nos legó para la veneración de los cofrades. Que así sea, amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario